Red de Desaparecidos en Colima, realiza evento de recaudación de fondos.

La labor que debería recaer en fiscalías y autoridades municipales, estatales y federales, ha recaído en familias de personas desaparecidas, ellas y ellos han tenido que realizar acciones para su búsqueda ante la falta de atención a una problemática nacional, que se ve reflejada en el trabajo que realizan colectividades como la Red Desaparecidos en Colima, quienes desde 2018, no solo realizan la búsqueda de sus familiares, también realizan acompañamiento de personas que, debido al estigma que existe sobre la desaparición de personas, tienen miedo de realizar una denuncia por desaparición, esto en un estado en dónde hasta hace poco, se consideraba que “no pasaba nada” hasta que el número de desapariciones registró un aumento alarmante, además de la localización de fosas clandestinas en el estado.

De la labor de búsqueda realizada por familias de personas desaparecidas, el paradero suele darse en la mayoría de las veces en fosas clandestinas, como ocurrió en la población de Santa Rosa, en los límites de Tecomán y Armería, en el estado de Colima, que ha arrojado los restos de más de 70 personas, repartidos en 49 fosas, después de ese descubrimiento y ante el constante aumento de desapariciones, el no poder contar con un registro nacional de ADN, pero además, la falta de empatía con una problemática que afecta a cada vez más personas de todas las edades. Esta falta de seguimiento y apoyo, ha obligado a que realicen actividades como la kermés que organizó la Red, para poder obtener recursos para material, búsqueda, traslados y así poder agotar posibilidades de búsqueda, para encontrar a sus familiares.

A continuación compartimos una entrevista con Blanca Ramírez Hernández, representante de la Red Desaparecidos Colima, durante el evento que organizaron este 29 de noviembre, para recaudar fondos para continuar sus labores de búsqueda.