De la crisis anímica, económica y física, (los estragos de estar enfermes de VIH en un sistema capitalista, machista, prejuicioso y excluyente), surge como medicina la colectividad de un equipo de mujeres trans que sin pretensiones de hacer fortuna mostraron su gran amor y comprensión ante la desventura de otres. Ante las necesidades de gente aparentemente desconocida pero con los mismos requerimientos de atención física y sustento emocional, justicia, ayuda y comprensión que todes les humanes, requerimos y merecemos; ayuda que llego por medio de platos de comida caliente y sabrosa. Dicha colectividad ya tiene 4 años de brindar alimento a la comunidad Trans más necesitada también a toda la gente que manifieste su necesidad de alimento.

Mediante la alimentación a quienes más lo requieren no solo son saciadas las necesidades del cuerpo, también ha sido muy útil vinculando a la comunidad trans y transgenero enferma con más personas que comprenden en experiencia propia sus sentires y así mismo a les compañeres trans con grupos trans de aporte social como lo es el propio comedor; a su ves en las zonas aledañas (la comunidad en la que esta inmerso el comedor, las personas que en el laboran y quienes en el comen) han sido conquistadas por esta forma de reivindicar directamente y con servicio comunitario el derecho a la libertad transexual y así mismo hacer añicos los prejuicios sociales de las mentes más cerradas a la diversidad del entendimiento del ser y la corporeidad.

La semilla de este comedor se debe a la iniciativa de la compañera Andrea Luna y todo el abono, solecito y cuidados son el aporte que cariñosamente todas las miembras le otorgan al comedor que a dado tantos frutos. Las compañeras son grandes combatientes de la lucha incluyente, de la lucha contra la marginación y la privatización de los derechos de les seres humanos básicos, su trinchera es el servicio, sus armas la alimentación.

El comedor activista.

El dos de junio Día de les trabajadoroas sexuales el comedor se lleno de una gran cantidad de compañeres dedicades a la venta de placer erótico que llegaron a comer después de la movilización. Ese mismo día el comedor ofreció sus servicios a la comunidad Trans Indigente de Iztapalapa, dicha comunidad a su ves, con todo y su precariedad, cuidan a su capacidad a una enorme cantidad de caninos en situación de calle. Es así que se tejen y tejen los hilos de la solidaridad hasta convertirse en la bella trenza que conjunta los esfuerzos y logros de la gente buena; sin embargo las compañeras que trabajan en este comedor también enfrentan sus batallas personales, ellas dan ayuda pero no están exentas de requerirla algunas enfrentan experiencias muy intensas ya que aparte de esta labor comunitaria que aman, algunas tienen problemas físicos y mantienen a miembros de edad avanzada en sus hogares este es el caso de la compañera Grecia a la cual pueden escuchar uno de los vídeos de esta nota.

Desde Noticias de Abajo mandamos amor y respeto para su maravillosa labor y el deseo de que al igual que nosotres nada las detenga hasta que este mundo sea justo para todes les que en el habitamos.

2 comentarios sobre “CDMX: Con apoyo mutuo resiste el comedor Trans para personas con VIH y en situación de calle.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s