Por Mijail.
La noche del sábado fue transformada por la violencia de un terrorista blanco que atacó a un grupo de al menos 50 personas que protestaban contra la brutalidad policial. Los eventos ocurrieron a las 10:10 p.m. Cuando un automóvil intentó girar en una intersección tomada por los manifestantes, avanzó a pesar de encontrarse con personas en su camino y chocó contra un cono de tráfico que delimitaba un carril bici.

Los manifestantes se acercan al automóvil para descubrir qué sucede cuando el hombre en el automóvil, sin ningún bloqueo delante de él, continúa conduciendo y dispara 5 tiros a los manifestantes cercanos a la izquierda de su vehículo. Garrett, quien segundos antes estaba empujando a su esposa en su silla de ruedas, pasa frente a ella y avanza hacia el vehículo en cuestión, Garrett llevaba un AK 47 en el pecho que apuntaba al suelo en el momento del encuentro con el automovilista. No salieron disparos del arma de Garrett, aunque recibió 3 de los 5 disparos del sujeto, quien después de disparar el arma, se alejó rápidamente.

Cabe mencionar que el automóvil no tuvo ningún daño estético o material para que el conductor ejecute con calma y cálculo el crimen que cometió y finalmente tomó por sorpresa a los manifestantes. Al escuchar los disparos, la multitud comienza a arrojarse al suelo y al final de las detonaciones, el automóvil acelera, dejando atrás a un grupo aterrorizado, mientras huyen de la escena del crimen, uno de los manifestantes dispara al automóvil en un intento de Dañar sus neumáticos.

Garrett asistió a las manifestaciones incluso cuando el número de personas no excedía una docena. Durante una protesta previa que llegó a 300 personas a las que también asistieron Garrett y Whitney, otro sujeto blanco llevó a cabo acciones similares; intimidando a los manifestantes con su vehículo y un arma, siendo el agresor interrogado por la policía y liberado sin ninguna repercusión.

Esto alentó a Garrett a llevar su arma y protegerse a sí mismo, Whitney, además de proteger a los manifestantes, Garrett recibió entrenamiento militar por parte de las fuerzas armadas estadounidenses, sabia sobre el uso y manejo de armas de fuego. El terrorista blanco llamó a la policía y luego entrevistó a la llamada policía terrorista estatal, que lo dejó ir con una investigación pendiente.

* Pendiente otras cuentas de testigos de primera mano *

Texto en Ingles  https://wp.me/p6BKO7-2sc

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s