La primera nación Wet’suwet’en en la así llamada Canadá está desafiando una orden judicial de desalojo por el bloqueo contra el mega proyecto de oleoductos de la empresa Coastal GasLink, han exigido que la policía montada se retire del territorio ancestral y tomen en cuenta la autodeterminación de los jefes hereditarios y de la nación Wet’suwet’en.

La nación exige que sean suspendidos los permisos y construcción del proyecto del gasoducto de 6.6 miles de millones de dólares, con una longitud de 670 kilómetros, que transportaría gas desde el noreste del Columbia Británica a una terminal exportadora en la costa oeste que tiene un valor de 40 mil millones de dólares. La terminal de exportación está respaldada por una de las compañías de energía más grandes del mundo y tres empresas estatales propiedad de Corea, China y Malasia. En 2011, Shell, que posee una participación del 40 por ciento del proyecto, lanzó una licitación para construir una tubería para alimentar la terminal, que fue ganada por una subsidiaria de TC Energy Corp, entonces conocida como TransCanada, que creó Coastal GasLink.

Sin el consentimiento de la nación Wet’suwet’en no habrá acceso al territorio”, dijo el jefe Na’Moks.

El territorio de la primera nación Wet’suwet’en, se encuentra en una área reconocida como no cedida por la Corte Suprema de Canadá desde 1997. El conflicto se centra en un camino que conduce al corazón del territorio de Wet’suwet’en, a unos 300 kilómetros al oeste de Prince George, en Columbia Británica este es el único punto de acceso para que los trabajadores construyan el gasoducto Coastal GasLink que atravesará esta área.

Entre las afectaciones inmediatas ha sido la huida de animales para caza por la gran cantidad de trabajadores y maquinaria en la zona al igual que la perturbación de uno de los centros de salud administrado por la primera nación, estos aspectos no han sido considerados en la autorización ambiental de la empresa Coastal GasLink, la decisión de continuar con el proyecto pone en riesgo un vulnerable ecosistema (mantenido por la población local) y niega el reconocimiento de la tierra ancestral indígena no cedida.

La mañana del 6 de febrero la Policía Montada de Canadá allano el territorio de la primera nación de Wet’suwet’en, detuvo de manera violenta a por lo menos 19 personas, incluyendo corresponsales de prensa que se encontraban en los puestos de vigilancia del territorio ancestral y abrieron el paso para los trabajadores de la de la empresa Coastal GasLink, el acoso de la policía montada y equipos tácticos ha estado presente en la zona desde ese día. En respuesta al allanamiento los jefes hereditarios hicieron un llamamiento a la solidaridad en la así llamada Canadá y en el mundo. Manifestantes solidarios marcharon y bloquearon intersecciones en diferentes partes de la así llamada Canadá en respuesta al llamado de los jefes hereditarios.

Defensor del territorio en puesto de observación. Fuente: Sub.Media

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s