32105733_1000035663479217_8010438143926861824_n


Descargalo AQUÍ
Texto, Audio y Foto por Posima
El pasado 5 y 6 de mayo de 2018 se dieron encuentro parteras de diferentes estados principalmente de Chiapas, Nayarit, Guerrero, Oaxaca, Estado de México, Morelos, para reafirmar la declaratoria sobre el fortalecimiento de la tradición ancestral de la partería y para dar continuidad al encuentro que se llevo a cabo en enero de este año en Oaxaca con la participación de parteras y comadronas de Brasil, Guatemala, Argentina, Colombia y México.

Una de los principales ejes de esta reunión fue continuar la reflexión y las alianzas para conformar el Consejo de Abuelas parteras Guardianas del Saber Ancestral en México. Durante la reunión se habló de diferentes problemáticas que enfrentan las parteras para ejercer su práctica como un equilibrio de servir a la vida y sus ciclos, entre muchas razones se habló de la excesiva medicalización y condicionamiento que se hace a las mujeres desde las instituciones de salud y los distintos programas sociales, cuya conclusión es qué estos programas son políticas de control social y demográfico de la población, especialmente de la población indígena en nuestro país y no desligada de la guerra de exterminio y despojo en contra de nuestros pueblos.

También se logró dimensionar que este enfoque médico hacia las mujeres en general y no solo indígenas es un atentado a la autonomía de los cuerpos de las mujeres no solo por la imposición de elegir cómo, dónde y con quíen parir, sino por la cantidad y cualidad de casos de muerte materna y neonatal que acutalmente significa la violencia obstétrica del sistema médico para las mujeres y los hijos en México. Paralelamente a la prohibición y desvalorización de la partería tradicional se evaluaron los riesgos y las pŕacticas de despojo de conocimientos y saberes que estan latentes a través de instituciones e investigadores académicos, así como las concepciones distantes que se promueven en el mercado capitalista de las prácticas hospitalarias como “partos humanizados” y con ello la proliferación de escuelas para formar a parteras “profesionalizadas”. Pero también por la relación estrecha que existe entre la partería ancestral y el territorio, a través del uso, cultivo y cuidado de las hierbas, de los elementos con la naturaleza, la tierra, el agua, frente al acecho e intromisión de las farmaceúticas en estos territorios.

Así, el llamado de varias parteras y comadronas es a fortalecer las alianzas, a no perder de vista que la partería es una lucha de poder, y que en estos momentos implican levantarse frente a esos saberes médicos, como mujeres cuidadoras de los saberes ancestrales, pero también porque significan una lucha por la defensa del territorio, de nuestros cuerpos, la cultura y la vida misma.

Los retos son bastos pero confian que así como guiadoras en el camino de hacer nacer, podrán valorar con quiénes, cómo y en qué momento se podrán generar las alianzas respectivas, tanto en las comunidades a las que pertenecen, como entre parteras mismas y con las autoridades tradicionales a las que ellas también pertenecen, pero también distinguir las organizaciones sociales e investigadores con quienes pueden caminar para incentivar esta defensa. Así la conformación del Consejo de Abuelas Parteras, más que demandar un reconocimiento jurídico, legal o reglamentario a las instituciones de salud del Estado, considera la forma de fortalecer la mayor autonomía de esta práctica como un saber Ancestral.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s